lunes, 21 de febrero de 2011

Los Maestros

Mis amigos. Las personas que están tan jodidas como yo, pero viven y palpitan ante todo. Esos son mis yodas. Nadie es más que otro, y todos son más siempre, en cada momento. ¿Acaso ese no es el secreto de la sabiduría? No ser sabio en todo, sino cuando se precisa, en ese momento justo, en el que tanto quien busca como quien da, acuerdan en una respuesta que convence mas que todo, porque toca esa fibra que quería vibrar en el preciso momento.

8 comentarios:

  1. El otro día hablaba con una amiga sobre la diferencia entre el conocimiento y la sabiduría... y sin caer en filosofías griegas... lo bueno de la sabiduría es la búsqueda de la Verdad, la pura justicia.

    ResponderEliminar
  2. En eso redica la cosa masomenos, digo, meparece

    ResponderEliminar
  3. Los amigos son una de las pocas llaves para destrabar el autoconocimiento... es a través de sus ojos que nos sabemos de tal forma, es a través de sus pasos que aprendemos a ver que existen otros caminos, es a través de sus palabras que podemos callar y comprender... lo dificil en este punto es hallar esos amigos.
    La sabiduría en este punto radica en saber escsuchar y decir... y ver... creo que ya te lo dije en un anterior post, pero nunca hay que olvidar: "que el ojo en que te ves, no es ojo porque tu lo veas, es ojos porque te ve".

    Me gusto mucha la reflexión Laila, ¡hasta pronto!

    ResponderEliminar
  4. Tefilina: Eso es lo más dificil de encontrar...

    Seba: A mi también, claro.

    El viento a contramano: me gustó lo del ojo... muy sabio de su parte. Queres ser mi amigo?

    ResponderEliminar
  5. si, no tengo problemas en que seamos amigos, pero la frase no es mía (por eso está entre comillas :P), la frase es propiedad de Antonio Machado... y también podes ser amiga de él :)

    ResponderEliminar
  6. El viento a contramano: Me hago amiga de Machada, hasta ahora era conocido nomás...

    Venlandia: Se agradece la empatia.

    ResponderEliminar
  7. ...los maestros del silencio, aquellos que no necesitan palabras para cautivar tus sentidos porque conocen tu corazón

    ResponderEliminar